3.05. LAS ESTELAS

Los reyes egipcios con frecuencia erigían monumentos en forma de altas columnas de piedra para conmemorar sus victorias y éxitos políticos.
Una de las llamadas estelas, erigida por el faraón Merneptah probablemente en el período de los jueces, menciona a Israel como pueblo nómada que él había derrotado durante una de sus campañas de Palestina.
Aunque no se menciona en la Biblia ese encuentro del rey egipcio con los israelitas, es importante esta inscripción por darnos la primera mención de Israel que no es bíblica, y como testimonio de la existencia de los israelitas en Palestina en el siglo XIII, que para muchos críticos eruditos es difícil de armonizar con su idea favorita de ubicar el éxodo en el tiempo de aquel mismo rey.
Los que se aferran a una fecha tan tardía para el éxodo se han visto obligados a crear la fantástica teoría de que no todos los israelitas habían descendido a Egipto con Jacob, y que Merneptah encontró en Palestina a los que habían quedado.
Si se acepta la fecha bíblica, que coloca el éxodo 480 años antes de Salomón (1 Rey. 6:1), no se encuentra tal dificultad de interpretación puesto que, en ese caso, Israel había estado en Canaán unos 170 años para el tiempo cuando Merneptah ascendió al trono.