4.02. ¿Dónde está Nínive y dónde está Babilonia?

Los eruditos que suscitaban estas y otras preguntas similares, no comprendían que la destrucción completa de esas ciudades había sobrevenido como cumplimiento de profecías formuladas acerca de ellas hacía muchos siglos, profecías que habían anunciado su ruina final y extinción cuando todavía estaban en el pináculo de su gloria y poder. (Por ejemplo, ver Nah. 3 en el caso de la ruina de Nínive, e Isa. 13:19-22 en cuanto a la destrucción de Babilonia.)

La Mesopotamia, pues, ha preservado bajo sus escombros y arena centenares de documentos escritos, un incontable número de esculturas y las ruinas de numerosas ciudades con sus palacios, templos, escuelas, archivos y las moradas de la gente común.

Esas ruinas han capacitado a los historiadores para reconstruir la historia por largo tiempo perdida de famosas naciones de la antigüedad, han permitido que los lingüistas resuciten idiomas y escrituras que habían muerto hacía casi dos mil años y han proporcionado a los eruditos bíblicos evidencias por las cuales pueden defender la veracidad de las narraciones históricas de la Biblia y pruebas - ante un mundo crítico - de que el Libro milenario es verdadero y fidedigno.