4.08. Excavaciones en Nippur y Babilonia

En 1889, después de una interrupción en las excavaciones, entraron en ellas los norteamericanos. La Universidad de Pennsylvania comenzó las excavaciones de la ciudad de Nippur. Esa ciudad fue una vez un gran centro cultural y económico de los antiguos sumerios y babilonios. Los excavadores tuvieron la gran fortuna de descubrir allí un gran número de tablillas que contienen textos de los antiguos sumerios, quienes precedieron a los semitas en Mesopotamia y fueron los verdaderos inventores de la forma más antigua de escritura conocida.

También se encontró una amplia colección de tablillas que procedían de una gran casa de comercio del tiempo de los reyes persas Artajerjes I y Darío II. Puesto que muchos judíos tenían relaciones comerciales con esa firma, sus "archivos" de documentos proporcionaron una valiosa información sobre la judería posterior al exilio de Babilonia.

Luego vinieron los alemanes, quienes excavaron de 1899 a 1917 la gran metrópoli de la antigua Babilonia, la famosa capital de Nabucodonosor, y de 1903 a 1913 la antigua ciudad asiria de Asur. En esos dos sitios se desarrolló un método científico de excavaciones que se convirtió en el modelo de todas las tareas similares posteriores y fue seguido por todas las expediciones
arqueológicas después de la Primera Guerra Mundial.