6.04. La arqueología en Jerusalén

El Fondo de Exploración de Palestina al empezar las excavaciones científicas comenzó naturalmente su obra en Jerusalén, la ciudad santa de tres religiones.

Sin embargo, pronto se comprendió que no hay tarea más ingrata que excavar en Jerusalén en procura de material arqueológico.

En lo pasado, esa ciudad ha sido tan completa y reiteradamente destruida y reedificada, que han quedado muy pocos objetos de valor en sus escombros.

También sus restos arquitectónicos, doquiera se los descubre, están tan alterados por edificaciones posteriores, que es difícil que los arqueólogos lleguen a conclusiones seguras en su interpretación.

Sin embargo, coleccionando pacientemente cada retazo de evidencia, los arqueólogos han podido aclarar muchos de los problemas relacionados con la historia de esta ciudad y han ubicado aproximadamente sus antiguas murallas, aunque pocos son los objetos hallados en Jerusalén que merecen un lugar en un museo.